Ene 30

Llegada a Brasil

Tag: Peripecias brasileñasfrisco @ 4:00 pm

Llegado el día D y la hora H nos encontramos 5 valientes con rumbo a un mismo destino: Brasil. La verdad es que la parte aeroportuaria no tiene ningún interés por lo que saltamos en el tiempo hasta nuestra entrada en el avión. Por causas del destino yo estaba sentado por separado así que me despido y me dirijo al fondo del avión. Era un Boeing de los grandes 8 pasajeros por fila colocados 2-4-2 yo en el pasillo en el grupo de 4 y con un hueco al lado así que más espacioso.

Cabe destacar que antes despegar a mi alrededor al menos dos pares de personas se encontraron con asientos duplicados, mira que tiene que ser complicado que el sistema no dé dos asientos iguales. En cualquier caso se nota que era Iberia nos dieron cena bastante decente a eso de las 2:30 AM, según llegábamos a nuestros asientos nos esperaban una almohada y su correspondiente mantita y hasta pasaban ofreciendo más pan por si alguien se quedaba con hambre. El desayuno al final del vuelo tampoco estaba nada mal y a la salida era curioso ver como había dejado cada uno el cubículo de menos de 1m cuadrado que había sido su casa durante diez horas.


Curioso también que a la hora de aterrizar y despegar nos pusieron en las pantallas de tele imágenes desde la cola del avión, el despegue de noche no era especialmente espectacular pero ver el aterrizaje estuvo bastante bien, eso sí no me quiero imaginar lo que debe gritar al capitán el pasaje un día que este aterrizando con viento cruzado y sin visibilidad si se deja la cámara encendida.

Ya en el aeropuerto pasamos por el control de pasaportes y el primer susto del viaje mi maleta grande no aparece, vacían la cinta y la mía no esta por ningún lado, me toca ir a reclamación de equipajes y gracias a Dios Antonio aparece al cabo del rato con ella que alguien la había dejado escondida y apartada así que cojemos los taxis y para el hotel.

One Response to “Llegada a Brasil”

  1. Ana says:

    Qué pesadez 10 horas de vuelo… Al menos os dieron cena y desayuno, que a lo tonto a lo tonto, se matan así un par de horitas… No ibais cerca unos de otros?… Menos mal que encontraste tu maleta, si no vaya lío, ponerse a reclamar y esperar a que llegue, si es que llega…. :-S

    En fin Ramiro, está muy bien esto de enterarte que como vive una parte de la oficina pro aquellos lares….

    Espero que estéis bien…

    Un saludo,

    Ana

Leave a Reply



Cerrar
E-mail It